ADIPROPE incorpora el Patrimonio Técnico e Industrial de España a su Misión fundacional
por María Jesús Prieto-Laffargue

María Jesús Prieto-Laffargue
Miembro del Consejo Asesor de ADIPROPE
Presidente del Instituto de La Ingeniería de España (2000-2004 )

ADIPROPE nació en 2018 con una misión muy noble, el facilitar un mejor conocimiento del Patrimonio cultural, natural e inmaterial de España reconocido por la UNESCO e impulsar la identificación de nuevos bienes culturales españoles susceptibles de ser Patrimonio Mundial de la Humanidad

Es un honor para mí que, a través de estas líneas , se me permita llamar la atención sobre la necesaria adscripción a esa inquietud de ADIPROPE sobre nuestro Patrimonio técnico e industrial.

La Técnica y la Industria, su Ingeniería, son realidades poliédricas y complejas inseparables del desarrollo de las Civilizaciones, “Sin la Técnica el Hombre no existiría“, nos recuerda Ortega y Gasset. La Técnica es cultura y motor cultural, y “la puesta en evidencia de trazas de la técnica en dominios como la literatura, las artes, pintura, fotografía es irrevocable“( Manuel Silva ).

España no participó en la llamada primera Revolución Industrial (1766-1800) iniciada en el Reino Unido. Vio también frustrada su incorporación a la segunda Revolución industrial (1870- 1914. Sin embargo, España, que durante los siglos XV y XVI fue una gran potencia a nivel político y geoestratégico, también contribuyó notablemente al desarrollo mundial con su ciencia, su tecnología y su ingeniería.

Superando las desventajas de su orografía y recursos naturales, España, dio al mundo un gran impulso en el conocimiento de técnicas, siderúrgica, energética, textil, papelera, curtidos, otras, haciendo avanzar las tecnologías industriales. Su ingeniería civil, mecánica, hidráulica, portuaria y ferroviaria determinantes en la configuración de ese Nuevo Mundo que iba apareciendo

Su conocimiento sobre la explotación de los metales, la transformación de la energía, el arte del soplado del vidrio, de la fundición en arena, de la fabricación de tapices, porcelanas, paños y cerámicas y otros procesos industriales fue exportado a otros continentes.

España, durante el reinado de Alfonso XIII se adentró ya en una economía que ensayó con éxito la combinación de técnicas productivas de las que hoy da testimonio un relevante Patrimonio Técnico e Industrial.

La puesta en marcha de un tímido Plan Nacional de Patrimonio Industrial en 2001 contempló en sus inicios 49 bienes industriales repartidos por toda la geografía española

La Fundación Juanelo Turriano y la Real Academia de la Ingeniería, con el apoyo del Instituto de la Ingeniería de España, llevan a cabo iniciativas magníficas para dar a conocer el rico acervo y la brillante historia de la tecnología de España. Muy desconocida.

Así, las Minas de Almadén, la industria del latón y el zinc de la Fábricas de Riopar, la Central hidroeléctrica del Salto de El Molinar, estructuras civiles como el Hipódromo de la Zarzuela, el Puente colgante o transbordador de Portugalete constituyen un Patrimonio que merecen una atención detallada y el Reconocimiento Mundial.

España dispone de artefactos, ingenios, máquinas que, desarrollados por hidalgos y artesanos fueron inventados y explotados en España y sirvieron después para hacer avanzar la técnica y la industria en otros continentes. Algunos Archivos notables recogen, asimismo, la relevante contribución al mundo de la Ingeniería española

Es por ello que la conservación, inventariado y difusión de nuestro Patrimonio técnico e industrial es un afán necesario. La sensibilización de nuestros ciudadanos hacia la tecnología y la industria es hoy más urgente que nunca en esta España de la tercera década del siglo XXI donde el progreso social y económico solo viene de la mano del conocimiento cualificado y donde la tecnología es el mayor instrumento de inteligencia geopolítica generadora de bienestar social y de creación de empleo cualificado

ADIPROPE está fuertemente comprometido a que Centros educativos, Institutos de educación secundaria, Universidades, Instituciones gubernamentales entre otros, lo conozcan, lo valoren, lo difundan y lo apoyen. El interés por la Ciencia, la Tecnología , la industria y la Ingeniería debe ser prioritario si España quiere avanzar social y económicamente al mismo tiempo que recuperar la posición geopolítica que una vez tuvo y contribuir hacer grande a Europa en el contexto geopolítico.

A este propósito está comprometida ADIPROPE.

Dejar un comentario