Gaudí y sus obras declaradas Patrimonio de la Humanidad

Por José Manuel Almuzara
Gaudí y sus obras declaradas Patrimonio de la Humanidad 1

Ante todo, agradezco esta invitación a la Junta de la Asociación ADIPROPE, y muy especialmente a su Presidente, Ignacio Buqueras, y a Raúl Ortiz que hace posible ahora este canal de difusión.

La Asociación para la Difusión y Promoción del Patrimonio Mundial de España, tiene entre sus objetivos: facilitar un mejor conocimiento de nuestro Patrimonio Mundial reconocido por la UNESCO, colaborar en su conservación, y ayudar en su difusión. España es el tercer país del mundo con más reconocimientos por la Unesco.

Hace unos días escuchaba a don Manuel Pimentel hablar sobre el Patrimonio en Andalucía y apunté algunas de sus recomendaciones ante las obras del Patrimonio: pasear, descubrir el alma del lugar, asombro, belleza, tener en cuenta los sentidos, y me hiso recordar una frase de John Waters: “Cuando un hombre pierde su capacidad de asombro, como a menudo sucede hoy, pierde a la vez la percepción de tener un lugar, un camino y una vida, es decir, la percepción de un sentido con el que compararlo todo. El gran arte procura resucitar este sentido y pocos lo han conseguido tan bien como Antoni Gaudí en su obra cumbre”

Los bienes materiales declarados por la UNESCO en CATALUÑA, de mayor a menor antigüedad son:

ARTE RUPESTRE del arco mediterráneo en la Península Ibérica: en Cataluña existen 27 yacimientos entre cuevas, grutas y abrigos que conservan pinturas rupestres catalogadas.

TARRACO ROMANA, 2ª mitad del siglo I aC. Tarraco colonia de derecho romano y capital de la Hispania Citerior. Restos en Tarragona, Altafulla, Constantí y Roda de Bará.

IGLESIAS ROMÁNICAS de los siglos XI y XII de la Vall de Boí (provincia de Lérida), comarca Alta Ribagorça, 8 iglesias y 1 ermita, muy interesantes a nivel arquitectónico y sus pinturas, y a nivel social para la comunicación y la vigilancia..

MONASTERIO DE POBLET: en Vimbodí, provincia de Tarragona, monasterio cisterciense s. XII y XIII, el mayor de la Orden en Europa. “ORA ET LABORA”.

OBRAS DEL ARQUITECTO LLUÍS DOMENECH i MONTANER (1850-1923):

  • Palau de la Música de Barcelona, construido entre 1905 y 1908.
  • Hospital de la Santa Creu i Sant PAU, construido en 2 fases (1902-1913 y 1920-1930) y rehabilitado totalmente.

Los bienes inmateriales declarados por la UNESCO en CATALUÑA son:

FIESTAS DE LA PATUM, celebración tradicional que se realiza durante las fiestas del Corpus Christi en la localidad de Berga, provincia de Barcelona. Fiesta documentada desde 1525.

CASTELLERS torre humana de varios pisos de altura que se viene construyendo tradicionalmente en Valls, provincia de Tarragona, desde hace más de doscientos años, extendida actualmente por muchos lugares de Cataluña.

FIESTAS DEL FUEGO DEL SOLSTCIO DE VERANO EN LOS PIRINEOS tradición ancestral con la que diversas localidades españolas, francesas y andorranas celebran el solsticio de verano.

OBRAS DEL ARQUITECTO ANTONI GAUDí I CORNET (1852-1926)

Gaudí y sus obras declaradas Patrimonio de la Humanidad 2

Siete edificios construidos por el arquitecto Antoni Gaudí i Cornet, en Barcelona y Santa Coloma de Cervelló, han sido inscritos en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO en 1984 y 2005, y son: Park Güell, Palacio Güell, Casa Milá, Casa Vicens, la obra de Gaudí en la fachada del Nacimiento y la cripta de la Sagrada Familia, la Casa Batlló y la cripta de la Colonia Güell.

La UNESCO los ha declarado Patrimonio de la Humanidad porque: «testifican la excepcional contribución creativa de Gaudí al desarrollo de la arquitectura y tecnología constructiva de finales del siglo XIX y principios del XX”. Son la expresión de un estilo ecléctico y sumamente personal al que su autor dio rienda suelta no sólo en la arquitectura, sino también en la jardinería, la escultura y muchas otras artes decorativas.

FRASES RESUMEN DE GAUDÍ COMO:

ARQUITECTO: «La creación continua incesantemente por mediación de los hombres, el hombre no crea: descubre y parte de ese descubrimiento. Los que buscan las leyes de la naturaleza para formar nuevas obras, colaboran con el creador; los copistas no colaboran. Por eso, la originalidad consiste en volver al origen”    

HOMBRE: “Cada uno utiliza el don que Dios le ha dado. Su realización es la máxima perfección social. El que construye y tiene que hacer cosas, que no critique las obras de los otros ni defienda las suyas, sino que haga y dirija la crítica contra sus propias obras para depurarlas y mejorarlas”.

CRISTIANO: «La vida es una batalla, para combatir se necesita fuerza y la fuerza es la virtud, que sólo se sostiene y aumenta con el cultivo espiritual, esto es, con las prácticas religiosas».

“EUSEBI GÜELL BACIGALUPI Y SU ENCUENTRO CON GAUDÍ”

En 1878, Esteve Comella, propietario de una lujosa guantería en la calle Avinyó de Barcelona, encargó a Gaudí una vitrina para exponer sus productos en la Exposición Universal de París, inaugurada en mayo de 1878. El arquitecto diseñó una original estructura de madera, hierro y vidrio, coronada con metales en formas vegetales, en cuyo interior los guantes se exponían en un mueble de estanterías. La vitrina de Gaudí despertó gran entusiasmo entre los visitantes y el establecimiento Comella recibió una medalla de plata de la exposición. Uno de los admiradores de aquella pequeña joya exhibida en París fue el industrial catalán Eusebi Güell Bacigalupi, quien al volver a Barcelona quiso conocer al joven creador de la vitrina.

Eusebi Güell Bacigalupi se convirtió en mecenas de Gaudí, y le encargó algunas de las obras más emblemáticas y conocidas del arquitecto: los Pabellones de la Finca Güel (1883-1887), el Palacio Güell y el Park Güell en Barcelona, la Cripta de la Colonia Güell en Sta. Coloma de Cervelló y las Bodegas Güell (1895-1901) en Garraf. Además, financió algunas obras menos conocidas, pero también destacables, como el mobiliario del Palacio Güell y el de la Cripta de la Colonia Güell en Sta. Coloma de Cervelló, donde Gaudí utilizó el reciclaje de materiales, tan característico de su obra.

Gaudí y sus obras declaradas Patrimonio de la Humanidad 3

PALACIO GÜELL (1886-1900) – CRIPTA COLONIA GÜELL (1898-1915) – PARK GÜELL (1900-1914)

CASA VICENS 1883-1888

En 1883, Manel Vicens i Montaner, corredor de cambio y bolsa, confía al joven arquitecto el proyecto de su residencia de verano en la antigua villa de Gracia. Etapa orientalista de Gaudí (1883-1888), inspiradas en el arte del Próximo y Lejano Oriente, así como en el mudéjar y nazarí.

Gaudí emplea la decoración en azulejo cerámico, arcos mitrales, cartelas de ladrillo visto y remates en forma de templete o cúpula, con una cubierta transitable, un auténtico mirador, espacio de evasión y contemplación, con un paso de ronda que permite bordear los cuatro planos inclinados cubiertos por tejas árabes que permitían recoger las aguas.

En su realización, Gaudí contó con la ayuda de varios artesanos que serían habituales en sus obras, como el escultor Llorenç Matamala, el ebanista Eudald Puntí o el herrero Joan Oñós, así como el contratista Claudi Alsina. ​

«El trabajo es fruto de la colaboración, y ésta sólo puede basarse en el amor. El arquitecto ha de saber aprovechar lo que saben hacer y lo que pueden hacer los operarios. Se ha de aprovechar la cualidad preeminente de cada uno. Esto es: integrar, sumar todos los esfuerzos y tenderles la mano cuando se encallen; así trabajan a gusto y con la seguridad que da la plena confianza en el organizador. Además, hay que recordar que no hay nadie inútil, todos sirven (aunque no todos con la misma capacidad); la cuestión es encontrar para qué sirve cada uno»

Gaudí colocó en el friso de la tribuna de la Casa Vicens frases de cuentos populares catalanes: sol, solet, vine’m a veure que tinc fred («sol, solecito, ven a verme que tengo frío»); oh, l’ombra de l’estiu («oh, sombra de verano»); de la llar lo foc, visca lo foc de l’amor («del hogar el fuego, viva el fuego del amor»).​

La imagen de Santa Rita, procedente del templete construido en 1927, se sitúa en una hornacina construida en el interior del jardín. De esta manera, cada 22 de mayo se puede seguir celebrando la misa en honor de Santa Rita y la bendición de rosas, tradición que forma parte de la historia de la casa y del barrio de Gracia.

Gaudí y sus obras declaradas Patrimonio de la Humanidad 4

CASA BATLLÓ 1904-1906

Edificio preexistente rehabilitado y ampliado por Gaudí, etapa naturalista en la que el arquitecto se inspira en las formas orgánicas de la naturaleza, aplica nuevas soluciones estructurales originadas en los análisis efectuados de la geometría reglada.

Gaudí se centró en la fachada, el piso principal, el patio de luces y la azotea, y levantó un quinto piso para los servicios de la casa (lavaderos y trasteros). Gaudí contó con la colaboración de 6 técnicos, del constructor Josep Bayó i Font, y artesanos del  hierro, los azulejos y la carpintería. Cabe resaltar la importancia otorgada tanto a la iluminación como a la ventilación, dos ejes básicos para una vida sana y confortable en un edificio de viviendas.

Gaudí y sus obras declaradas Patrimonio de la Humanidad 5

CASA MILÀ, LA PEDRERA 1906-1910

El proyecto de Milà era construir un edificio de grandes dimensiones, destinar el piso principal para su propia residencia y el resto en régimen de alquiler, algo habitual en la época. Asimismo, la planta baja, en su parte exterior, fue destinada a tiendas.

La construcción sufrió diversos retrasos, ya que el edificio superó en altura y anchura a lo establecido en las ordenanzas municipales, por lo que se impuso al señor Milà varias multas. Además, Gaudí abandonó la dirección de la obra por divergencias con los propietarios, y el arquitecto los llevó juicio para cobrar sus honorarios (105.000 pesetas, 900€), que donó a los jesuitas.​ Para hacer frente al pago, el señor Milà tuvo que hipotecar la casa. ​

Desde el punto de vista administrativo también provocó alguna polémica cuando en diciembre de 1907 el Ayuntamiento detuvo las obras porque un pilar ocupaba una parte de la acera sin respetar el alineamiento de las fachadas. Al serle comunicada la noticia a Gaudí, este respondió: “Diles que si quieren cortaremos el pilar como si fuera un queso y en la pulida superficie restante esculpiremos una leyenda que diga: Cortado por orden del Ayuntamiento según acuerdo de la sesión plenaria de tal fecha”.

Después de varias reclamaciones y polémicas la Comisión del Ensanche certificó que se trataba de un edificio monumental y no se requería que se ajustara estrictamente a las ordenanzas municipales: “Salta a la vista que el edificio en cuestión, sea cual fuere su destino, tiene carácter artístico que lo separa de los demás edificios particulares, dándole fisonomía especial, a lo cual contribuye en parte principal la obra realizada separándose de los planos aprobados”.

El proyecto original de Gaudí siempre tuvo en cuenta un grupo escultórico como se puede ver en los planos originales del Archivo Municipal de Barcelona, Obras particulares expediente número 10.526.

El 2 de febrero de 1906 fueron presentados los planos de Gaudí al Ayuntamiento de Barcelona y pedido el permiso de obra. Los planos oficiales se conservan en el Archivo Municipal de Barcelona y hay una copia exacta en la Cátedra Gaudí.

En la publicación del libro “La Pedrera de Gaudí” escrito por Juan Bassegoda Nonell, editado por la Fundació Caixa de Catalunya 1ª edición en 1980 aparece una representación de la fachada de La Pedrera en la que observamos el grupo escultórico.

En el libro “La última obra civil de Gaudí La Pedrera, CASA MILÀ”, Guías Visuales, Grandes obras, dosdearte ediciones, con la colaboración de la Fundació Caixa de Catalunya:

  • “El proyecto definitivo de Gaudí tiene unas inscripciones en el friso de las fachadas, en las que se leen las palabras latinas de la salutación angélica: Ave Gratia M Plena Dominus Tecum, talladas con la típica grafía del arquitecto Jujol. Gaudí quería dar un significado especial al edificio, ya que con esta frase se inicia el rezo del avemaría: “Dios te salve, María, llena eres de Gracia, el Señor es contigo”.

El grupo escultórico está previsto por Gaudí para colocar encima de la M de María (M que tiene debajo una rosa).

Ante el comentario de un compañero de profesión: “Si yo hubiera proyectado la Casa Milà no dormiría tranquilo”. Gaudí repuso: “Yo tampoco, si de antemano hubiese sabido que no la iba a terminar, sacrificando lo que mejor sentido daba al proyecto”, pág. 180 del libro “Mi itinerario con el arquitecto” de Joan Matamala, editorial Claret, 2006.

Creo que Gaudí debe “dormir tranquilo” y es nuestro deber completar con la última piedra su última obra civil, la Pedrera.

Gaudí y sus obras declaradas Patrimonio de la Humanidad 6

CRIPTA Y FACHADA DEL NACIMIENTO DEL TEMPLO EXPIATORIO DE LA SAGARDA FAMILIA DE BARCELONA (19.03.1882 – 3.11.1883 – 7.06.1926)

“En este recinto, Gaudí quiso unir la inspiración que le llegaba de los tres grandes libros en los que se alimentaba como hombre, como creyente y como arquitecto: el libro de la Naturaleza, el libro de la Sagrada Escritura y el libro de la Liturgia. Así unió la realidad del mundo y la historia de la salvación, tal como nos es narrada en la Biblia y actualizada en la Liturgia”.                                                                                                        

“e hizo algo que es una de las tareas más importantes hoy: superar la escisión entre conciencia humana y conciencia cristiana, entre existencia en este mundo temporal y apertura a una vida eterna, entre belleza de las cosas y Dios como Belleza. Esto lo realizó Antoni Gaudí no con palabras sino con piedras, trazos, planos y cumbres”.

“Introdujo piedras, árboles y vida humana dentro del templo, para que toda la creación convergiera en la alabanza divina, pero al mismo tiempo sacó los retablos afuera, para poner ante los hombres el misterio de Dios revelado en el nacimiento, pasión, muerte y resurrección de Jesucristo”.    

Gaudí y sus obras declaradas Patrimonio de la Humanidad 7

Y es que la belleza es la gran necesidad del hombre; es la raíz de la que brota el tronco de nuestra paz y los frutos de nuestra esperanza. La belleza es también reveladora de Dios porque, como Él, la obra bella es pura gratuidad, invita a la libertad y arranca del egoísmo”.

Benedicto XVI, 7 de noviembre de 2010

José Manuel Almuzara

Gaudinólogo, arquitecto colegiado en el COAC
jose.man@coac.net

Presidente de la Asociación pro beatificación de Antoni Gaudí
www.gaudibeatificatio.com
Apartado de Correos 24094
08080 Barcelona

Embajador del Proyecto de Gaudí para Rancagua (Chile)
www.gaudichile.cl

Dejar un comentario