Ferrol, una joya ilustrada

por Eva Martínez Montero

Eva Martínez Montero, concejala de Patrimonio Histórico del Concello de Ferrol.

La ciudad de Ferrol es un fiel producto de la Ilustración. El siglo XVIII marcó un punto de inflexión en la historia de una urbe costera cuyo desarrollo está vinculado de forma definitiva con su ubicación estratégica y la decisión del Estado de convertirla en la principal base marítima de España. Esta resolución se enmarca dentro del interés de la Corona por recuperar su poder naval a principios de dicho período, aprovechando para ello las nuevas tecnologías aplicadas a la construcción naval, que producían barcos y navíos de mayor tamaño y calado, y que propiciaron la adaptación de las formas y modos tradicionales a estos retos dirigidos a controlar las rutas comerciales y las posesiones ultramarinas.

Ferrol, una joya ilustrada 1

Ferrol se transforma entonces y pasa de pequeña población pesquera con fuertes raíces en la construcción naval —que serán clave también en su devenir— a erigirse como ciudad más relevante y moderna de Galicia, en la que la matemática prima en todo tipo de construcciones, comenzando por el Arsenal Militar, único de la Iustración de toda Europa que continúa activo e intacto y con una Sala de Armas que introduce el Neoclasicismo en Ferrol cuando en Santiago de Compostela se estaba construyendo la fachada de la catedral todavía en estilo barroco. También refleja el concepto matemático el céntrico barrio de A Magdalena, una perfecta cuadrícula de calles paralelas y perpendiculares convertido en ejemplo para muchas otras grandes localidades.

La candidatura, inicialmente denominada “Ferrol de la Ilustración”, tiene sus raíces en un acuerdo plenario del Concello de Ferrol. Así, el 28 de diciembre de 2000 el pleno de la corporación ferrolana ratificaba por unanimidad la moción de apoyo a la propuesta de la Real Academia Gallega de Bellas Artes Nuestra Señora del Rosario solicitando a la Unesco la declaración como Patrimonio Mundial de los castillos de San Felipe y A Palma, junto con el Arsenal Militar de Ferrol.

Comenzaba entonces un largo periplo dada la complejidad de la propia candidatura, primero para recopilar la numerosa información existente y armar el expediente, que se ha venido elaborando, con modificaciones y alteraciones sobre la propuesta inicial, hasta el día de hoy, en el que la propuesta, con su justificación y su plan de gestión están ultimados y pendientes únicamente de la articulación de la propuesta final y del órgano de gestión con la Dirección Xeral de Patrimonio de la Xunta.

Ferrol, una joya ilustrada 2

Así, de la concepción inicial de “Ferrol de la Ilustración” se ha pasado a la de “Ciudad de Ferrol: puerto de la Ilustración”, abarcando el entorno de la ría de Ferrol —municipios de Ferrol, Narón, Fene, Neda, Mugardos y Ares— y con cinco subconjuntos específicos: el enclave geoestratégico de su puerto natural, donde se construyeron el Arsenal Militar, el Arsenal Civil, las defensas costeras —con el castillo de San Felipe como elemento más destacado— y la ciudad plaza, con el trazado singular del barrio de A Magdalena y la construcción dediferentes edificios representativos del siglo XVIII a la cabeza.

Este conjunto patrimonial histórico se definen como una unidad en el espacio, tiempo y formas estéticas.

En el espacio, porque se corresponde con el concepto de puerto de mar por su valor instrumental o funcional de la ría de Ferrol y su entorno cercano, al que se uniría el sistema portuario que se desarrolla en el siglo XVIII. Es entonces cuando se lleva a cabo un análisis funcional completo del espacio que facilitó el diseño y construcción de un proyecto racionalista basado en las teorías urbanas de la Ilustración.

La unidad temporal se produce entre 1730 y 1780, un período relativamente corto en el que tiene lugar el diseño y ejecución material de las principales obras pensadas como un producto genuino de la Ilustración, convirtiéndose en una creación de nueva planta, fusión de las experiencias que se estaban llevando a cabo en Europa y, por lo tanto, con una clara proyección hacia América.

En cuanto a la unidad de las formas estéticas, la candidatura ferrolana englobatodos los valores funcionales, científicos y tecnológicos promulgados durante la Ilustración, que se ejemplifican tanto en las formas de sus construcciones de la época como en la ordenación de los espacios, productos lógicos de este período académico y sus modelos clasicistas.

Ferrol, una joya ilustrada 3

Una prueba evidente de que la candidatura ferrolana cuenta con elementos suficientes para formar parte de los bienes Patrimonio Mundial es que la propia Unesco la incluyó en su Lista Indicativa. Esta decisión se remonta a 2006, con la aprobación de la inclusión de Ferrol de la Ilustración en la Lista Indicativa en la reunión del Consejo Nacional del Patrimonio Español en Pamplona. El Ministerio de Cultura elevó dicha propuesta a la Unesco, que la materializó en 2007. La candidatura “Ciudad de Ferrol puerto de la Ilustración”, tal y como se recoge en el expediente, cumple, nada más y nada menos, que cuatro de los seis criterios culturales que establece la Unesco como condición necesaria para la inscripción en su listado de bienes Patrimonio Mundial.

En primer lugar, representa una obra de arte del genio creador humano; en segundo, atestigua un intercambio de influencias considerable, durante un período concreto o en un área cultural o determinada, en los ámbitos de la arquitectura o la tecnología, las artes monumentales, la planificación urbana o la creación de paisajes; en tercer lugar, aporta un testimonio único, o al menos excepcional, sobre una tradición cultural o una civilización viva o desaparecida y, finalmente,la candidatura de “Ciudad de Ferrol: puerto de la Ilustración” constituye un ejemplo eminentemente representativo de un tipo de construcción o deconjunto arquitectónico o tecnológico, o de paisaje, que ilustra uno o varios períodos significativos de la historia humana.

Por tanto, la candidatura ferrolana aspira a sumarse a los bienes Patrimonio Mundial por méritos propios y por tener ganada la consideración de joya de la Ilustración.

Ferrol, una joya ilustrada 4

Dejar un comentario